mar 282014
 

Desde que en la Asociación dimos comienzo a las Campañas de Formación AFTA, en aras de comprobar el grado de conocimiento de los alumnos en el campo de la normalización, siempre planteo durante las ponencias las siguientes cuestiones.

¿Qué es una norma?
¿Para qué sirve?
¿Es obligatoria?
¿Quién hace las normas?
_

Aunque recibo respuestas muy variopintas, algunas de ellas muy divertidas, en general suelen seguir la mima línea, a saber:

Una norma es algo que hay que cumplir
En general, para molestar
Por supuesto que es obligatoria
Los poderes fácticos
_

Reflexionando con calma sobre el asunto mientras voy conduciendo de vuelta de la charla, he llegado a las siguientes conclusiones:

En primer lugar, de las respuestas se desprende que los alumnos no están muy familiarizados con el concepto de normalización. Esto resulta comprensible, de hecho, es uno de los motivos por los cuales han asistido a la charla. La segunda conclusión es que no se tiene un concepto positivo de las normas. Estas se imponen para controlar, para limitar. Por último se puede concluir que los alumnos suponen que siempre son otras personas las que establecen estas «imposiciones».

He de aclarar del mismo modo que, en mi opinión, el parecer de los alumnos no difiere en gran medida de la visión general que tienen las empresas de nuestro país. Las normas se perciben como algo ajeno y complicado. Como trabas impuestas por las altas esferas de poder. También debo precisar que dicha percepción es, fundamentalmente, mediterránea y que no es compartida por nuestros vecinos del norte de Europa que, desde hace tiempo, se han preocupado de dotar de una importancia estratégica al establecimiento de requisitos mínimos que identifiquen sus productos con altos estándares de calidad.

Como ya adelantamos hace algunos meses, esta semana se ha celebrado en Bruselas los Días de la Normalización, StandarDays 2014. El objetivo fundamental de estas jornadas es el de acercar a las empresas y partes interesadas, la realidad del proceso de normalización y poder responder así, entre otras, a cuestiones del tipo:

¿Qué es una norma? ¿Quiénes son CEN, CENELEC, ISO, etc?

¿Cómo ayudan las normas al comercio? ¿Cómo se eliminan barreras?

– ¿Qué es una marca de calidad? ¿Qué es el Marcado CE?

¿Qué diferencia la normalización de la legislación?

¿Como ayudan las normas a la innovación de las empresas?

Se han publicado también el resto de ponencias presentadas durante el evento, a las que puede acceder a través del siguiente enlace.

Desde AFTA queremos remarcar la importancia de eventos formativos de este tipo, que consigan cambiar la percepción negativa que se tiene actualmente de los estándares de calidad ayuden a las empresas a reconocer la importancia de los mismos y a introducirlos como parte fundamental de sus planes estratégicos.

Roberto Oliva
Director

_

Sorry, the comment form is closed at this time.

© 2012